Buscar

Mi Cuenta
Usuario
Clave
Registrarme
Recordar Clave

Esta tienda está autorizada por
Visa y MasterCard para realizar
transacciones electrónicas.

Tomas Soley Güell

Nació don Tomás Soley Güell el 17 de enero de 1875, hace exactamente un siglo, en la ciudad de San José, 50 varas al sur del Parque Central. Murió el 12 de enero de 1943. Hijo de don Tomas Soley de Estrada, oriundo de Barcelona, y de doña Magdalena Güell Pérez, también española, nacida en Santiago de Cuba, en donde se dedicó a las actividades comerciales. Contaba con recursos para educar a su familia.

Cuando apenas tenía ocho años de edad, el padre de don Tomás dispuso enviarlo a Barceloa, su ciudad natal, para que viviese con sus abuelos y pudiese seguir estudios en instituciones educativas superiores a las existentes en Costa Rica. Esto ocurría en 1883, durante la administración de don Própero Fernández. Dotado de una inteligencia poco común, ya a los 14 años había obtenido el título de Bachiller en Ciencias y Letras (1889). A esta altura de su vida, se produjo el primer diálogo serio con su padre, pues deseaba que estudiase comercio. El joven Tomás soñaba con seguir las ciencias jurídicas y recibirse de abogado. Se impuso la autoridad paterna, y el joven Bachiller en Ciencias y Letras de Barcelona hubo de ingresar a un Instituto Superior de Comercio, y después de tres años obtuvo los títulos de Perito Mercantil y de Profesor de Comercio. En 1891 se trasladó Burdeos, en donde recibió cusos especializados en Ciencias Contables. Empero, su permanencia en Francia fue decisiva en la formación cultural y espiritual de don Tomás. Inteligente y curioso como era, el idioma francés fue un instrumento que amplió sus horizontes; además , se encariñó con pensadores y sabios que influyeron en sus personalidad. Es posible que el contacto con las instituciones educativas francesas y con literatos, sociólogos e historiadores, expliquen dos rasgos esenciales de su personalidad: primero, la claridad con que solía exponer sus puntos de vista; segundo, el orden y unidad que caracterizaban su pensamiento.

Terminados sus esudios de comercio, efectuados en España y Francia, volvió al hogar paterno, para vincularse ya definitivamente con la Patria, a la cual servirá de ahora en adelante con pasión desinterés y honestidad.

El nombre, el pensamiento y la obra de don Tomás Soley Güell, están hondamente vinculados con la historia económica, social y política de Costa Rica. Su formación personal y vigencia como estadista y hombre de gobierno corren parejas con el desarrollo espiritual y material de Cosa Rica de las décadas de los años veinte, treinta y cuarenta del presente siglo. Durante treinta años como periodista, o Diputado, o Ministro, o funcionario, o curioso y apasionado ciudadano, participó, con pensamiento claro y vigoroso, en los cambios mentales y estructurales del país. Murió en San José en 1943.

Editorial Costa Rica
Todos los Derechos Reservados 2018